r

     Sumario

Productos relacionados

INDUSTRIALIZACIÓN

El mito industrial

La evolución de los sistemas constructivos hacia mayores niveles de prefabricación, y sus requerimientos crecientes de aligeramiento, deformabilidad, reutilización y reciclabilidad, son analizados por Enrique Azpilicueta y Ramón Araujo, profesores del Departamento de Construcción y Tecnología Arquitectónicas de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid. Este proceso, en el que confluyen industria y diseño, se encamina hacia una producción en serie de los edificios que optimice la calidad, la eficacia y el progreso de los modelos característicos de la producción industrial.

Enrique Azpilicueta y Ramón Araujo

Llamamos “sistema constructivo” al conjunto organizado de los conocimientos técnicos de cada cultura dirigidos a resolver la física de los edificios, incluyendo sus elementos estructurales y los sistemas de abastecimiento o transformación de energía de todo tipo. Implica la respuesta de todos sus componentes ante las diferentes acciones: resistencia, estabilidad, deformación, comportamiento ante el agua, resistencia química, desgaste, aislamiento térmico y acústico, etc. El “sistema constructivo” es entonces el marco en que se desenvuelve la arquitectura, pero ambos nacen y se desarrollan tan unidos que es difícil diferenciarlos en el proceso de proyectar.

Todos los edificios implican un elevado número de materiales, elementos, conexiones y procesos constructivos que tienen que llegar a constituir un conjunto coherente, al que llamamos “plan de construcción”, que es finalmente la concepción global del objeto como un ser viable y durable.

La mejor respuesta –el mejor plan de construcción– será aquella que emplee los mínimos elementos para la máxima eficacia, y lo haga configurando un sistema coherente y riguroso (coherencia es acuerdo entre partes) que recorre el edificio desde el plan general hasta el menor detalle.





Para poder seguir leyendo este artículo, puedes iniciar sesiónregistrarte como usuario de tectonica-online