Rehabilitación de La Ricarda de Antonio Bonet. Fernando Álvarez y Jordi Roig

Esta vivienda de vacaciones supuso un salto cualitativo, en cuanto a renovación tecnológica, respecto a anteriores experiencias realizadas por Antonio Bonet en Argentina e Uruguay. Sobre una plataforma individual, se extiende una malla ortogonal que ordena un sistema de cobertura a base de bóvedas rebajadas de hormigón armado. La rehabilitación ha prestado especial atención a la estructura: el saneamiento de bóvedas de hormigón y de los apoyos metálicos ha sido prioritario. La casa La Ricarda (1949-1963) de Antonio Bonet está en proceso de restauración desde 1997. Cuando recibimos el encargo de este trabajo llevábamos varios años investigando la obra de Antonio Bonet, en particular aquellas edificaciones en las que el autor había utilizado soluciones con bóvedas rebajadas, y dentro de éstas, en especial las casas en Martínez, Argentina, realizadas con una fina cáscara de hormigón armado, o la Casa Berlingieri, en Uruguay, realizada con la técnica de la cerámica armada, construidas ambas en la década de los cuarenta, lo que a priori nos permitía acotar la búsqueda de soluciones. Sin embargo, el alto grado de articulación entre experiencia formal.espacial en innovación técnica que distingue esta obra ha condicionado noblemente los pasos de su restauración, obligando a una profundización mayor.