Edificio entre medianeras en Colonia. Manuel Herz

Un solar estrecho y encajado entre dos edificios existentes, la presencia de una pieza histórica que había que preservar y toda una compleja normativa que en realidad nunca había entrado en vigor, son las difíciles premisas sobre las que había que proponer un nuevo volumen. La solución a todo ello la encuentra Manuel Herz en los materiales: el hormigón in situ que se adapta a todos los intersticios, constructivos y legales, y el poliuretano que aporta las características propiciatorias qura una arquitectura diferente, en la que la cubierta y fachada son un único elemento homogéneo. La parcela está situada en el barrio de Bayenthal, barrio de carácter insdustrial hasta la mitad del siglo XX y que desde entonces no ha desarrollado una entidad propia. En los años setenta, y para evitar la fuerte emigración existente en la zona hacia áreas rurales, se elaboró un plan de desarrollo con el objetivo de adaptar a la ciudad una urbanización de baja densidad de edificación y una estructura de casas en hilera. El plan no se ha aplicado en todo este tiempo. Este es el punto de partida del proyecto.